PUPPY RIDE: LA PRIMERA CORREA DE PERRO CON DEPÓSITO DE AGUA

PUPPY RIDE: LA PRIMERA CORREA DE PERRO CON DEPÓSITO DE AGUA

Toda idea nace de una necesidad. Para nosotros, la idea de una correa como Puppy Ride surge cuando empezamos a llevar una botella de agua con nosotros cada vez que salíamos con nuestro perro. La incomodidad de llevar correa, bolsitas, las llaves de casa, el móvil, y ahora también la botella nos hizo preguntarnos si no habría una forma mejor, más fácil.

La buscamos, y la encontramos.

Después de darle muchas vueltas pensamos… ¿Y si la propia correa tuviera un depósito de agua? Lo vimos claro: una correa con una especie de “pistola de agua” que fuera un dos en uno. Así, podríamos tener una mano libre cuando paseáramos a nuestra mascota.

El paseo con nuestro mejor amigo tiene para nosotros efectos casi terapéuticos. Es un momento de desconexión, de disfrute, de paz. Al final, estar preocupados y agobiados por todas las cosas que debemos cargar con nosotros nos molestaba y arruinaba el paseo.

Nos pusimos manos a la obra. Diseñamos varios prototipos hasta que dimos con uno que nos gustaba. Una correa extensible, muy similar en el aspecto a las que ya conocemos, pero que incorpora un depósito de agua que te permite disparar directamente a los desechos que deja el perro cuando los sacamos a pasear.

Conseguimos, después de muchas pruebas con diferentes dosificadores, que el agua tuviera la fuerza suficiente para evitar que la suciedad y el olor fueran un problema para los vecinos. También logramos que fuese totalmente estanco, para evitar fugas del líquido del depósito cuando no se está utilizando.

Así conseguíamos dos cosas: mejorar la convivencia en nuestros barrios y evitar las sanciones que llevan tiempo imponiendo la mayoría de los ayuntamientos.

Sin embargo, esto es sólo el primer paso. El desarrollo del producto ya está terminado, pero para dar el salto a fábrica necesitamos tu ayuda, por eso hemos lanzado esta campaña de micromecenazgo. ¡Contamos contigo!

Lo mejor de esta campaña es que podrás conseguir la correa antes de que salga al mercado a un precio inferior al que se venderá después. Para nosotros, el apoyo de nuestros patrocinadores tiene un valor más allá de lo económico y creemos que nuestros patrocinadores se merecen tales beneficios.

Creemos firmemente que esta correa da respuesta a todos esos amantes de las mascotas que, como nosotros, se han visto obligados por estas nuevas ordenanzas municipales. Al fin y al cabo, nadie quiere que le pongan una multa porque un día se le olvide la botella de agua.

Nuestra correa es ergonómica y muy, muy fácil de usar. Además, hemos incorporado al diseño un asa para colgar un dispensador de bolsitas de los desechos sólidos. Y lo más importante: es un invento cien por cien español que está ya patentado, para que no puedan tomarnos la delantera.

Hemos pensado también en el peso. La comodidad es fundamental para nosotros, por eso hemos realizado la correa en plástico inyectado para que sea lo más ligera posible. Además, los materiales soportan la mezcla del agua con vinagre o jabón líquido, como así recomiendan las autoridades, para una mejor desinfección y limpieza.

También hemos tenido en cuenta la forma de llevarla, por lo que el peso está completamente equilibrado. El agua se reparte de forma proporcionada para que sea lo más cómodo posible. ¡Su capacidad equivale aproximadamente a una botella de agua pequeña!

Los dueños de perros somos personas responsables y debemos adaptarnos a cualquier normativa que mejore la convivencia y la limpieza de nuestras calles y plazas. Eso sí: no tiene por qué suponer un calvario, y con las correas Puppy Ride estaremos orgullosos del paseo con nuestro mejor amigo.

Deja un comentario